Bali

Si tuviéramos que hacer una lista de cosas y personas que nos llevaríamos a una isla desierta, yo preguntaría primero de qué isla se trata. Porque no es lo mismo pasar el resto de tus días en una isla, según sea caribeña, mediterránea, del Atlántico o del Pacífico. Yo conozco una, que con tu maleta de deseos a rebosar, un deseo más será que no venga nadie a rescatarte jamás: Bali.

Rareza hindú en el país musulmán más poblado de la Tierra, yo he tenido la suerte de visitarla hasta en seis ocasiones, y en una de ellas me he llegado a tirar un mes entero. Estuve todo el mes pensando que desde que era un niño no había tenido un mes entero de vacaciones. Bali siempre me ha tratado bien, por eso, le debía este 1viajealdia.

Si tienes pensado pasar tu luna de miel en Bali, o simplemente te apetece gastar tus 15 días de vacaciones en verano, o, quizás, tienes la suerte de haberla elegido para tu retiro espiritual, por favor, hazme caso y:

1. ¡Quítate la pulsera del hotel y sal a descubrir! Bueno, si no te la quieres quitar, no te la quites, pero sal de la piscina del hotel y explora Bali como si fueses Indiana Jones. Bali es, además de segura, una isla que siempre da la bienvenida al viajero y no le extraña tu presencia. Todo lo contrario, te está esperando.

2. Para explorar la isla lo mejor es alquilar una motocicleta. ¡Pero cuidado! Las motos son el medio de transporte más extendido y también el más peligroso. El coche también es una opción, pero solo si estás dispuesto a gastar el doble de tiempo en tus desplazamientos.

3. Corrupción. Yo he visto en Bali carteles donde te dicen que es más barata la multa que te pondrán por cometer una infracción (normalmente, inventada), que el dinero que te pida el policía de turno. La mejor estrategia para no pagar el “peaje” es hacerse el tonto completamente: al final te dejan por imposible.

4. No te preocupes por la gasolina. Cada 100 metros hay un colmado en el que te la venden en botellas por muy poquito más que en una gasolinera.

5. La moneda. Un dólar es más de 13.000 rupias. De repente tienes un millón de rupias y te crees millonario: ¡no son ni 100 dólares! Hazte con los ceros rápidamente o aprovecharán para timarte.

6. Plumeria. Ese olor tan característico de Bali y las flores con las que te recibirán en el hotel provienen de un árbol llamado Plumeria. Yo pensaba que era única de Bali y resulta que es ¡la flor nacional de Nicaragua!

7. Si te gusta bucear y nadar entre peces de mil colores, no dejes pasar la ocasión de disfrutar del mar. Hay tres islas muy cerca de Bali que son una maravilla: Nusa Lembongan, Nusa Ceningan y Nusa Penisa.

8. Si eres un auténtico explorador, llegarás hasta un pueblo llamado Penelokan (nunca lo olvido porque se parece a la canción Penelope de Serrat) y verás el volcán Batur. Un espectáculo visual y atmosférico (estarás a más de mil metros de altitud) que nada tiene que ver con el resto de la isla. ¡Chaquetas are welcome!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s