Borobudur

Hoy viajamos hasta la isla de Java, en Indonesia. Lo primero que llama la atención es la cantidad de mezquitas que hay repartidas por las ciudades y las llamadas a la oración que emiten cada una de ellas todos los días del año. Nunca al unísono, y con un orador distinto, el espectáculo sonoro sobreexcita los oídos hasta cinco veces al día. Pero Indonesia, un país predominantemente musulmán, tiene estipulada la libertad religiosa en su constitución. Quizá por ello, no es de extrañar que se encuentre todavía en pie el templo budista más grande jamás construido: el Borobudur.

El Borobudur se puede visitar a cualquier hora del día, pero hay una excursión muy especial que te lleva de madrugada para contemplar el amanecer. El sol sale de detrás de un volcán muy travieso llamado Merapi. Humeante y haciendo las veces de telón, esta montaña de casi 3.000 metros es la que va dando paso a la claridad. Si no te has quedado dormido tras más de una hora esperando, la experiencia es muy placentera por lo exótico y lejano del lugar. El Borobudur es como una pirámide que tiene ocho niveles en forma de terrazas. Cada nivel representa un plano superior de conciencia (menos cuando llegas de noche, que te encuentras en el nivel superior para poder ver mejor el amanecer, pero totalmente inconsciente por el sueño). Una vez que la luz del día se apodera de la oscuridad, es cuando realmente ves donde te encuentras y cómo es este majestuoso templo: un laberinto de pasillos al aire libre, más de 1.300 paneles llenos de imágenes que representan la vida de Buda y las enseñanzas de los textos budistas, decenas de figuras en forma de campana y otros tantos bustos, algunos de ellos decapitados por el paso del tiempo. Todo ello en medio de una selva verde, la natural, y otra selva, esta de religiones, en el país con más musulmanes del mundo.

Visitar el Borobudur es comprender que hay viajes en los que madrugar en vacaciones deja de ser una contradicción para convertirse en una necesidad. La necesidad de vivir, una vez más, una experiencia vital. Por cierto, el volcán Merapi es el protagonista de la imagen de cabecera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s